Decreto por el que se concede que el Santuario de la Virgen de la Sierra de Montblanc sea iglesia jubilar en el Año de la Misericordia

DECRETO

de 4 de diciembre de 2015 por el que se concede que el Santuario de la Virgen de la Sierra de Montblanc sea iglesia jubilar en el Año de la Misericordia

Dada la bula de indicción Misericordiae Vulture de 11 de abril de 2015, por la que el santo padre Francisco establece que, «a juicio del Ordinario podrá ser abierta una puerta de la Misericordia a los santuarios, meta de tantos peregrinos que en estos lugares santos con frecuencia son tocados en el corazón por la gracia y encuentran el camino de la conversión» (n. 3);

Vista la petición recibida de Mn. Pere Fibla Palazón, capellán del Santuario de la Virgen de la Sierra de Montblanc, con fecha de 27 de septiembre de 2015, en la que pide que el susodicho Santuario pueda ser iglesia jubilar donde los peregrinos puedan recibir la gracia del Jubileo de la Misericordia con ocasión de la coincidencia, el año 2016, del segundo centenario de la restauración del monasterio y del santuario de la Virgen de la Sierra,

POR EL PRESENTE DECRETO AUTORIZO QUE EL SANTUARIO DE LA VIRGEN DE LA SIERRA DE MONTBLANC SEA IGLESIA JUBILAR asociada a la Iglesia Madre, que es la Catedral Metropolitana y Primada de Tarragona, donde se viva «intensamente el Jubileo pidiendo al Padre el perdón de los pecados y la dispensación de su indulgencia misericordiosa», que se podrá obtener de acuerdo con las condiciones habituales (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Santo Padre), con la ayuda de la intercesión de la Virgen de la Sierra, a quien los devotos de la Villa ducal de Montblanc y otros peregrinos se dirigirán con «la antigua y siempre nueva oración de la Salve Regina, porque nunca se canse de girar hacia nosotros sus ojos misericordiosos y nos haga dignos de contemplar el rostro de la misericordia, su Hijo Jesús» (Misericordiae Vulture, 24).

† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo metropolitano de Tarragona y primado

Lo decreta y firma el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Tarragona.

Ante mí,
Rosalia Gras Minguella
Secretaria general y cancillera

 

Esta entrada fue publicada en Decretos. Guarda el enlace permanente.